viernes, 27 de septiembre de 2013

El Pacto.

Dime, Dios, porque no lo recuerdo,
qué día fue en el que
sumida en mi ignorancia
hice un pacto con Mefisto y su carne.

Mis entrañas juraron con las suyas,
y con sus dientes afilados;
hasta con sus blasfemias,
que parecieron bendiciones.

A ti me encomiendo.

Me arrastra a su reino,
el faro me eleva,
mas me castigas cien años
de reclusión en el cielo por ello.
¿Habrá un lugar en la tierra...?

A ti me encomiendo.