viernes, 7 de febrero de 2014

Y no es la fugacidad de este mundo, sino tú, lo que me da miedo.

1 comentario:

  1. Tú, con esa mirada angelical y a la vez tenebrosa; Tú, con ese cuerpo atrayente y a la vez infernal; Tú, la que amo... pero la que temo a la vez... Tener miedo de ti es morir congelado bajo una lluvia de hielo; Te amo, por eso moriré...

    ResponderEliminar